Mi Viaje a París (parte 2)

             Mi viaje a París

                                     (parte2)

DIA 4:

Este día lo esperábamos con muchas ganas y empezó con un día lluvioso y bastante fresco.

Hoy visitaríamos el hermoso Palacio de Versalles (desde España contratamos una excursión con Cityrama, algo de lo que nos arrepentiríamos más tarde). Para empezar, después de pagar 158€ por 2 adultos, no nos recogieron en el hotel, si no que tuvimos que ir a su oficina en Rue des Pyramides. Ahí tuvimos que esperar bastante rato a un autobús (tiempo que perderíamos de la excursión). El trayecto fue rápido, ya que está cerquita de París. Se supone que la guía tenía las entradas para no esperar colas y entrar antes al palacio. Pero resultó que tuvimos que esperar muchísimo para entrar (tiempo que seguía restando a la visita). Era un domingo, no os lo recomiendo. Era agobiante, todo el mundo te empujaba y para colmo apenas podías ver las estancias y mucho menos echar fotos (no tengo ni una foto buena del palacio por dentro) y lo mejor de todo, los aparatos por los que escuchábamos a la guía no se oían nada. No paraba para explicar, por lo que las habitaciones las veías de paso y si te parabas a intentar hacer una foto entre el tumulto de gente, la señorita guía desaparecía y tenias que buscarla en los cuartos de más adelante. Fue una carrera nuestra visita al palacio.  El colmo fue cuando llegamos a los jardines y nos dice… Tenéis 15 minutos para verlos ¿Quuuuuuuuuuuuuuuueeeeeeeeeeeee? Mi cabreo fue en aumento y decidí que a la vuelta hablaría con alguien en su oficina y que me explicaran qué clase de excursión era esa. Nos trataron fatal y para alivio de nuestras penas teníamos otra excursión para esa tarde con ellos (no pudimos disfrutar de este precioso sitio como nos hubiese gustado).

Pero es una visita impresionante, por su gran riqueza artística y la grandiosidad del sitio. Es patrimonio de la humanidad y uno de los palacios más conocidos del mundo. La corte se trasladó en 1682 hasta la llegada de la revolución francesa. La sala de los espejos es espectacular. Con 73 metros de largo y 372 espejos, es un lugar histórico, ya que en 1919 se firmaría el tratado de Versalles, que ponía fin a la segunda guerra mundial.

Mi recomendación es que lo visitéis sin excursiones, que solo hacen que corráis y no disfrutéis del sitio, que es “magnifique”. Desde París es fácil llegar en tren. Cogéis la línea RER C (amarilla) y os bajáis en la estación Versailles Rive Gauche. Esta parada esta a 5 minutos a pie del Palacio. La entrada cuesta 15€ adultos, menores de 18 años gratis y ciudadanos de la EU DE 18-25 años gratis. (Así será mi próxima visita, de por libre, sin prisas y ya de paso visitaré el pueblo).

Cuando llegamos, comimos en un pub irlandés de la zona, porque enseguida sería la hora de nuestra siguiente excursión.

La tarde era muy lluviosa. Volvimos a la oficina de Cityrama y esperamos otro buen rato a nuestro autobús. La vuelta en bus por París no era explicada por un guía, sino que era una grabación de los sitios por los que pasábamos . El recorrido no tenia paradas, todo se veía desde el bus y rapidito. Pasamos por: Place Vendôme, rio Sena, Hôtel de Ville, Île de la Citè, Sorbona, Abadía de Saint Germain des Prés , Palacio del Trocadero y por último nos dejaron al lado de la Torre Eiffel, donde cogeríamos un barquito que nos daría un paseo por el Sena. No pudimos disfrutar mucho por la lluvia, pero también tenía su encanto. (La excursión nos costó 30€ por persona. Incluía un Paseo por la ciudad en Bus + Crucero por el Sena. Como os dije con la excursión de Versalles, hazlo de por libre, disfrutaréis más y os saldrá más barato. Si vais al embarcadero que hay al lado de la Torre Eiffel, podéis coger un crucero por el Sena por unos 15€). Después del precioso y lluvioso paseo en barco, decidimos quitarnos el frío y paramos en un puestecito llamado Oh! Regalade la Tour Eiffel. Compramos chocolate calentito, un rico crep y nos fuimos a descansar.

DIA 5:

Hoy tocó madrugar y es mi recomendación si no queréis esperar una cola interminable en el Museo del Louvre.     Cuando llegamos, fuimos a la entrada, que está en la pirámide de cristal. Esperamos un poquito y enseguida bajamos por una escaleras de caracol a los puestos para sacar las Entradas: 15€ adultos, menores de 18 años gratis. Recuerda coger el mapa, porque te aseguro que lo necesitarás. Inaugurado a finales del siglo XVIII es el museo más importante de Francia y uno de los más visitados del mundo. Se exponen aproximadamente unas 35.000 obras de arte de todo el mundo en unos 210.000 m2. La inmensa colección está organizada de forma temática: antigüedades Orientales, Egipcias , Griegas, Romanas, Etruscas, Pinturas, Esculturas, Objetos de arte, artes gráficas, arte del Islam, historia del Louvre y el Louvre medieval.

Entre las pinturas más famosas:

  • La Gioconda de Leonardo da Vinci (Personalmente una obra muy pequeña, que apenas puedes apreciar entre empujones y sin ni siquiera ver de cerca)
  • La Libertad Guiando al Pueblo, de Delacroix.
  • Las Bodas de Caná (Es un cuadro impresionante. Está frente a la Gioconda)

             

 

Entre las esculturas más famosas:

  • La Venus de Milo
  • El Escriba Sentado
  • La Victoria Alada de Samotracias

       

Este museo es muy pero que muy grande. No trates de verlo todo porque no lo vas a conseguir. Así que disfruta de las obras que más te gusten y descubre otras curiosidades, pero no hagas una maratón. Nosotros entramos de 9:00-17:00. Fue agotador, pero disfrutamos mucho.

Cuando salimos del museo fuimos al barrio Latino a comer. Estábamos que mordíamos. Entramos en el restaurante Le Jardin du Roy.

Una vez repuestas las pilas nos paramos en la famosa librería Shakespeare and Company. No te la puedes perder, su ambiente bohemio te embaucará. Puedes entrar, sentarte en un sillón, leer, empaparte de cultura y disfrutar de esta coqueta librería. Aunque existen unas librerías muy curiosas a lo largo del Sena encontrarás unas cajas verdes, que son pequeñas librerías que venden libros de segunda mano, los Bouquinistes.

Y llegamos a Notre Dame. La entrada a la catedral es gratuita. Fue construida entre 1163 y 1245. Es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Puedo decir que para mí, es una de las más bellas que he visto. Nada recargada. Toda la atención la tienen las hermosas vidrieras que llenan de colores la catedral. Fijaos en el rosetón. Recordad visitar el campanario donde vivió el mítico Jorobado de Notre Dame (cuando quisimos subir ya habían cerrado).

 

Al lado, en una callecita. encontramos Berties Cupcakery. Donde compramos dos cupcakes. Nos cruzamos  a la Île Saint-Louis y nos sentamos a la vera del río.. Mientras nos comiamos el dulce teníamos unas vista de ensueño. Y ya para cerrar el día, fuimos otra vez al barrio latino. Cenamos en un griego: Olympie .

DIA 6:

Hoy empezamos el día visitando un mercado en la calle que encontramos de camino. Es un sitio perfecto para comprar auténticos productos franceses (nosotros aprovechamos y compramos un poquito de queso artesanal. Estaba de muerteeee). Visitamos La Abadía de Saint-Germain-des-Prés. Es la iglesia más antigua de París.

 

Y nuestra siguiente visita fue a la los Jardines de Luxemburgo. Fueron diseñados en 1612 bajo las órdenes de María de Médicis. Estos jardines son muy populares entre los parisinos. Es un paseo muy agradable y un buen sitio para descansar. También pudimos visitar una exposición de arte gratuita .

 

De camino pasamos por la prestigiosa universidad de la Sorbona.

Y cerca está el Pantheòn. La entrada: 8,50 adultos, menores de 18 años gratis, ciudadanos EU de 18-25 años gratis. Construido entre 1764 y 1790. Impresiona ver su tamaño y decoración. En la cripta podemos encontrar las tumbas de personajes como Voltaire, Victor Hugo, Marie Curie, Alejandro Dumas… Una visita muy recomendada.

 

Y ya necesitábamos un descanso y comer algo. Para ello fuimos al barrio latino. Esta vez comimos en el restaurante La Petite Hostellerie.

Después de una rica comida, fuimos a un mercado pequeñito de flores muy bonito, en la isla de la cité. Se llama Marche aux fleurs Reina-Elisabeth II.

 

 

 

 

 

Y por último, en la isla de la cité, encontramos Sainte Chapelle (está un poco escondida pero preguntad o mirad un mapa y la encontrareís sin problema), la entrada: 10€ adultos, menores de 18 años gratis, ciudadanos de EU entre 18-25 años gratis. Es una iglesia de estilo gótico construida entre 1242-1248 para albergar las reliquias de la Pasión de Cristo. En la actualidad no guarda ninguna de la reliquias que albergaba tras su construcción. En la entrada encontramos la capilla inferior, algo pequeñita pero muy bonita. Para subir a la capilla superior pasamos por unas escaleritas muy estrechitas. Cuando salimos nos quedamos paralizadas. No hay ni una pared, solo vidrieras. Me encantan las vidrieras y es por eso que es una de las iglesias más bellas que he visitado. Las 15 vidrieras están compuestas por 1.113 escenas que narran la historia de la humanidad. Desde el Génesis hasta la resurrección de Cristo. No os la podéis perder.

DIA 7:

Este día iba a ser estupendo. Hoy lo pasaríamos bomba en Disneyland,  pero la lluvia nos fastidió los planes. Cómo no pudo ser, cogimos el metro y fuimos a ver El Palacio Nacional de los Inválidos. Fue edificado en el siglo XVII como residencia para los soldados franceses retirados del servicio. La entrada: 11€ adultos, ciudadanos de la UE de 18-25 años gratis. (he de decir que no era una visita que me fascinara hacer, así que visitamos el patio de armas, un par de salas que se podían visitar sin coste y el exterior del edificio dónde está la tumba de Napoleón).

Cerca está el Museo de Orsay. Se ubica en una antigua estación de tren que fue inaugurada en el 1900 para la Exposición Universal de París. Pero años más tarde fue abandonada y fue inaugurada como museo en 1986, pero aun conserva el encanto de la antigua estación. El museo contiene pinturas impresionistas y post-impresionistas, además de esculturas, artes decorativas y elementos arquitectónicos. Podemos ver obras de Renoir, Cézanne, Gauguin o Monet.

Y una vez más y por última, fuimos a comer al barrio latino. Esta vez probamos el fondue de queso. Me parece que no elegimos bien donde lo comimos, porque no nos gustó nada y nos clavaron. Y decidimos que esa tarde disfrutaríamos de nuestra parte favorita, así que cogimos un metro y nos fuimos a Montmartre, donde hicimos algunas compras y nos despedimos de sus preciosas calles. Cenamos en un puesto de comida asiática que servían al peso y estaba bastante bueno.

DIA 8:

Este fue nuestro último día en París, así que no nos separamos mucho de nuestro hotel. Volvimos a Galerías Lafayettet y nos recomendaron ir a Galerías Printemps. Si tenéis tiempo visitadlas, su cúpula es espectacular.

 

 

Y este fue mi viaje a París. Es una ciudad que rebosa de arte por todos lados. Aprovecha y empápate de todo el arte que puedas. Recuerda, el metro es tu aliado para moverte por la ciudad. Las distancias son un poco largas. Aunque también puedes optar por las bicis Velib, que es una buena opción . Si tu intención es visitar todos los museos posibles, recuerda utilizar la tarjeta París Museum Pass, ahorrarás un poquito.

Si necesitas mi ayuda en la preparación de vuestro viaje, no dudes en ponerte en contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *